Title Sponsors

martes, 4 de enero de 2022

Recomendaciones para aprender a manejar una motocicleta


Con la llegada de los días cálidos y anticipando las vacaciones, aprender a manejar una moto es mucho más estimulante. El verano es una de las mejores épocas del año para aprovechar a usarla en diversos trayectos del día a día: como ir al trabajo, salir de paseo y hasta para escapadas a lugares de cercanía. 

Si sos principiante y vas a elegir una moto, recordá una serie de aspectos importantes que pueden evitar la pérdida de dinero o el error en la compra de una que no sea la adecuada para vos. Por eso, la elección correcta dependerá mucho del nivel de experiencia de conducción: factores como el tamaño del motor, las prestaciones, el peso o el tipo de moto, serán distintos según el tiempo de experiencia que se tenga. 

CONOCÉ LAS CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA MOTOCICLETA

Al no poseer carrocería para su uso es necesario el uso de equipos de seguridad (casco, guantes, campera, calzado adecuado, etc.)

El manejo de la motocicleta depende directamente de su tamaño, tipo y peso.

Equilibrio dinámico significa que se mantiene equilibrada cuanto está en movimiento. 

En las curvas sufre la acción de la fuerza centrífuga debiendo ser inclinada hacia el lado interno de la curva.

Posee comandos independientes para los frenos delantero y trasero.

Tanto como para subir o bajar las velocidades, el cambio es secuencial.

Vulnerabilidades: corriente de aire, otros vehículos, clima, visibilidad para otros vehículos. 


¿QUÉ CATEGORÍAS EXISTEN?

Tomando en cuenta la experiencia del conductor y el tipo de uso que vaya a darle, antes de adquirir una moto es importante conocer los distintos tipos que existen. HONDA como una marca de espíritu joven, desafiante y en constante evolución, cuenta con un modelo ideal de acuerdo al perfil del usuario. 

Cub

Business

Sport

On/Off

Scooter

Touring

OFF Road

Super Sport


PRINCIPIANTES

Una vez que elegiste tu moto perfecta, para aprender a manejar, es importante tener en cuenta: 

Comandos: Primero hay que conocer todos los comandos y su utilidad: palanca de freno delantero, puño acelerador, arranque, bocina, luces, palanca de embrague y cambios, pedal de freno trasero. 

Preparativos iniciales: antes de subirse a conducir  una motocicleta hay que tener en cuenta una serie de ejercicios a realizar previamente:

Posicionarse del lado izquierdo de la moto y colocar las dos manos en los puños del manubrio. Mano derecha lista para accionar el freno cuando sea necesario.

Colocar el manubrio en posición recta con la mano izquierda.

Apoyar la mano derecha en la agarradera trasera y levantar el brazo con el codo cerrado.

Bajar el caballete central con el pie derecho hasta que esté completamente apoyado en el piso.

Empujar la motocicleta para adelante. El próximo paso es hacer un trayecto en forma de ocho.

SUBIR, BAJAR Y ENCENDER LA MOTO

Subir por el lado izquierdo.

Apoyar ambas manos en el manillar y con la mano derecha accionar el freno delantero.

Familiarizarse con la posición de manejo.

Con la moto apagada, simula los comandos de embrague, acelerador y frenos. 

Realizar la secuencia de cambiar las marchas  y cómo encontrar el punto muerto.

Girar la llave de contacto con la transmisión en punto muerto.

Apretar el botón de arranque y encender el motor.

Para detener el motor, girar la llave de contacto a la posición OFF.

Encender el motor.

Apretar el embrague, cambiar a la 1ª marcha y mantener el freno delantero presionado.

Soltar progresivamente el embrague y prestar atención al tiempo del motor.

POSICIÓN DEL PILOTO

Hombros y brazos relajados, con los puños alineados y con los antebrazos ni para arriba ni para abajo.

Cabeza/Vista siempre levantada, con la vista para adelante a través de los vehículos.

Manos y dedos firmes en el centro del manillar. Pulgar hacia abajo. Evitar dejar los dedos reposados en la palanca del freno y embrague, usar siempre los cuatro dedos.

Puños acompañan los brazos, sin doblar para arriba ni para abajo.

Espalda en posición vertical con la columna recta.

Codos ligeramente flexionados para absorber los impactos del manubrio.

Pies apoyados en el piso.


CONDUCIR Y PARAR

Hay que sincronizar el acelerador con el freno delantero. El ejercicio se debe repetir hasta obtener la sincronía correcta.

Mantener los codos abiertos para fuera, accionando los comandos de freno y embrague con los cuatro dedos.

Sentarse  en la motocicleta con ambos pies en el piso, acelerar de a poco y soltar el embrague lentamente.

Salir con el pie derecho en la pedalera, el izquierdo se mantendrá en contacto con el piso hasta que alcances una velocidad más alta.

Cuando la motocicleta se mueva para adelante en dirección al siguiente cono, colocar el pie derecho sobre el pedal del freno trasero.

Accionar al mismo tiempo el freno trasero y delantero, y parar la motocicleta suavemente.

Repetir este el ejercicio, apoyando los pies en los pedales y, al parar, apoyar el pie izquierdo en el piso.

FRENAR

Lado Izquierdo 

Mantener los dedos de la mano izquierda cerrados sobre el manillar.

Cuando la moto esté casi detenida, apretar  la palanca de embrague con los cuatro dedos.

Al detenerse, apoyar el pie izquierdo en el piso.

Lado Derecho

Soltar el acelerador completamente.

Accionar la palanca de freno delantero con los cuatro dedos progresivamente.

Con el pie derecho, accionar el freno trasero sin dejar que se trabe la rueda.


Una vez que se tiene la práctica y seguridad suficiente, es hora de disfrutar el subirse a la motocicleta. 

Crédito: Honda Motor de Argentina / Departamento Safety
Martín Montenegro, Instructor de Manejo Honda Motor de Argentina 











Acompañan a Pedro Varela


MotosArgentinasTV