Title Sponsors

viernes, 2 de agosto de 2013

FMX: Motocross Femenino: Con garra de mujer


Romina Carrillo en el argentino de MX

El motocross parece destinado al sexo masculino porque sugiere fuerza y destreza pero existen mujeres que se apasionan y ponen garra para acelerar y desafiar los obstáculos. La categoría FMX se incorporó al campeonato argentino a pedido de un grupo de mujeres que querían tener protagonismo y por sobretodo, demostrar todo su potencial. Fecha tras fecha se incrementa el parque y lo que parecía un proyecto ambicioso va teniendo cada día más adeptos, no sólo en participación sino también en el público y organizadores que esperan ver a las mujeres en acción.
Romina Carrillo participa de la FMX y además es esposa de David Caramella, uno de los grandes mentores del cambio y la revolución que afortunadamente viene sucediendo en el mx argentino. La pampeana tiene 30 años y se sumó al motocross tras haber sido referente en BMX.
“Mi inicio en este deporte fue sin pensarlo, o mejor dicho siempre lo soñé pero creí que ya había pasado mi turno. Desde que tenía cinco años me llamaban mucho la atención las motos y cada vez que veía a alguien en una, le pedía que me llevara a dar una vuelta (y sentía una alegría enorme)
A los 6 años pedí una moto (50 cc) pero no lo conseguí, entonces opté por una de bicicross (esas que venían con ruedas anchas, pesadísimas!). Cuando la tuve me imaginaba que saltaba montañas de tierra, cordones, etc. (veía muchos los bici voladores jaja) hasta que mi papá me llevó a una pista que había en mi pueblo (General Pico, La Pampa) y al llegar di una vuelta y sentí una sensación que no me olvidé nunca, era una mezcla de adrenalina y alegría. Llegué hasta donde estaba mi viejo y tenía lágrimas en los ojos de felicidad”
, comenta Romina.

Corrió en BMX hasta los 14 años, donde tuvo la posibilidad de poder participar de  varios campeonatos argentinos, continentales, latinoamericanos y dos mundiales (Brasil y Holanda).
“En Brasil quede 2° y en Holanda iba primera y me caí en un salto faltando 15 mts. para terminar la carrera. Mientras tanto, pedía moto y moto a mis viejos pero tenían miedo de que me golpeara. Ya de grande, en el 2010 y con una hija de 2 años; le pedí a mi marido, que corría hace bastante, que me llevara a la pista cuando no hubiera nadie que quería darme una vuelta. Y volví a sentir la misma sensación que sentí cuando tenía 6 años (una adrenalina increíble) y desde entonces que no me bajé más. Empecé en una  Kxf 250 cc ya que era la moto que tenía David en ese momento”, explica.






“Miro la pista y pienso que pude”


En las competencias del nacional, se la puede ver colaborando con la Comisión del Nacional de Motocross, luego arriba de la moto y  más tarde ayudando a desarmar para emprender el regreso. Se encuentra tercera en el ranking y asegura un fuerte compromiso por estar en lo más alto posible..
Tener la posibilidad de correr el argentino de FMX me llena de orgullo y como mujer,  tener nuestra propia categoría es todo un logro. Cada carrera del Nacional la vivo como una superación personal. Cada fecha es una experiencia diferente, en cuanto a complejidad, terreno, etc...lo que me permite crecer mucho como piloto. El domingo cuando termina todo, miro la pista (lo rota que queda) y pienso que pude correr en esa pista y terminar. Obvio que si terminé con un buen resultado,  mejor aún.
También al enterarme de la incorporación de la categoría en el Nacional me incentivó mucho a entrenar,  me dio más ganas de progresar.
Al correr con hombres la agresividad y la fuerza es otra, y yo por lo menos, siento mucho esa diferencia que cuando corro con mujeres. También me da más confianza, cuando corro con mujeres...porque el toque o el motazo es con otra intensidad
”.

Con ganas de sumar

Respecto del campeonato Argentino, manifestó:” me parece que va por muy buen camino, desde Rio Cuarto (diciembre de 2012) hasta Mendoza (5° fecha 2013) se vieron muchísimos cambios positivos en cuanto a cantidad de pilotos, organización, presentación de las pistas. Si bien me cuesta ser objetiva porque vivo esto desde muy cerca y se del esfuerzo enorme que la gente de CONAM está  haciendo para que el Campeonato Argentino crezca. Por todo esto también me dan ganas de ayudar en lo que pueda.
Tanto mi marido como yo corremos, nos ayudamos mucho mutuamente. David desde su experiencia trata de aconsejarme sobre todo para que no me golpee, me habla mucho antes de cada carrera, sobre todo para sacarme los nervios. También le pido que me marque los errores cada vez que voy a entrenar y en cada carrera; y lo mismo hago yo cuando él se sube a la moto. Hasta ahora formamos un buen equipo, más allá de los resultados, compartimos una misma pasión con fines de semana en familia y haciendo lo que más nos gusta...más no puedo pedir”, destacó Romina

Cuestión de animarse

Para la carrera de San Juan sigo entrenando como siempre, con muchas ganas, y espero que se sumen más, que se animen. En el país hay muchas chicas que practican este deporte y no se animan o no tienen la posibilidad de poder hacer el campeonato. Pero de a poco se van sumando.
Hay muy buena onda entre nosotras, eso me sorprendió, por lo menos yo siento mucho compañerismo, Dalila Hidalgo por ejemplo que es la que más experiencia tiene en este deporte me aconseja el día de la carrera y eso está muy bueno. Con Liz Busso también hablo mucho de mx y de todo ya que somos amigas porque vivimos muy cerca. Con Juli Saccone también  me llevo muy bien y carrera a carrera iré conociendo a las demás chicas ya que solo corrimos tres fechas
”, concluyó Carrillo.

Faltan horas para la sexta fecha. Romina está colaborando con CONAM. Durante el sábado 3 y domingo 4 se la verá en el circuito Aser trabajando, corriendo y disfrutando del motocross. 
MASSCOMUNICACIONES Fotos Pato Gardner y Laura Kruger

Acompañan a Pedro Varela


MotosArgentinasTV