Title Sponsors

domingo, 17 de mayo de 2015

1-2 DE YAMAHA: LORENZO-VALENTINO

round 5 / gp de francia / circuito de le mans
CARRERA

1-2 DE YAMAHA: LORENZO-VALENTINO

Le Mans fue una fiesta, con sol, pista seca, con un público fervoroso que festejó el triunfo en solitario de Jorge Lorenzo; los espectaculares sobrepasos de Valentino para llegar al segundo lugar y el tercer puesto de Andrea Dovizioso. Por la cuarta ubicación hubo una descomunal batalla –por más de tres vueltas- entre Marc Márquez y Andrea Iannone, que se superaron más de una docena de veces.

Para Lorenzo es su cuarta victoria en Le Mans, su segundo triunfo consecutivo del año, la victoria 54 de su historial. Ahora está segundo en el torneo que sigue liderando Valentino.

1-2 de Yamaha: Lorenzo-Valentino. La misma fórmula para ganar que en Jerez, quince días atrás. Desde la primera hasta la última vuelta. Una escapada. Cero conflicto. Administrar bien la Yamaha. No cometer errores. Ganar en solitario. Un modelo de conducción deportiva que no lleva al espectáculo pero que le rinde al piloto. Victoria y podio. Suma puntos. Segundo triunfo consecutivo de la temporada. Asciende al segundo lugar en el Campeonato con 87 puntos. Se afirma entre los cinco más ganadores de la historia del motociclismo de competición con 54 victorias. Así ganó Jorge Lorenzo con la Yamaha YZR M1 preparada por su Jefe Mecánico Ramón Forcada. Por cuarta vez, esta dupla –piloto y técnico- ha vencido en Le Mans: 2009, 2010, 2012 y 2014.



“El objetivo se cumplió”, dijo Lorenzo en el inicio de la conferencia de prensa, “pasé a Dovizioso en la primera curva. Cuando llevaba un segundo de diferencia me tranquilice (en el giro once). Cuando Valentino llegó hasta la segunda posición me preocupé, pero pude mantener la brecha”, continuó diciendo el ganador, quien concluyó expresando: “demostramos nuestro potencial”.

Valentino es diferente. Sigue teniendo tremendas dificultades en el apartado de clasificación que lo lleva a largar en la tercera fila de la grilla, con todas las desventajas que ello implica. Sin embargo, entre el final de la Q2 y el warm up hay un gran trabajo del equipo. Massimo Meregalli, responsable del Team Yamaha expresó antes de la carrera: “En la puesta a punto de la Yamaha de Valentino hemos hecho una apuesta riesgosa. Cambiamos todo”.

Y funcionó. Rossi partió del séptimo puesto. Gran largada y remontada. Al final de la primera vuelta ya estaba quinto: había superado a Crutchlow y Smith. Durante el tercer giro, dio cuenta de Marc Márquez –que estaba perdiendo rendimiento habiendo salido de la pole-, y se puso cuarto. En la once logró dominar a un Iannone, de muy buen andar con la Ducati, para ubicarse tercero. Y en dos vueltas más se ponía como escolta de Lorenzo al superar a Dovizioso. En media carrera ya estaba en el frente de combate. No pudo vencer la “pared” del 1.8 de diferencia con Lorenzo, quien en las ocho últimas vueltas consiguió ampliarla a 3.820 sobre la bandera.

“Hicimos grandes modificaciones en la puesta a punto, en especial en las frenadas y en el grip posterior”, contó The Doctor,“si bien las probamos en el warm up, tomamos riesgos que funcionaron: largue muy bien, sobrepasé, di el máximo, fui competitivo y con un sólido manejo”.

Tanto funcionaron los cambios que Valentino marcó un nuevo record en carrera. La vuelta rápida: 1’32.879 en el cuarto giro. Fue en el momento posterior a superar a Márquez, parecería que quiso asegurarse el puesto. “La moto funciona y ¡empuja!”, se entusiasma Rossi, quien estaba muy contento por el resultado y asombrado por el público francés. “La atmosfera de Le Mans fue impresionante. No recuerdo tanto público (más de 93 mil espectadores), tan presente durante todo el fin de semana”.

Más allá de los festejos de Lorenzo y Valentino, hay un hombre que festejó hasta el cansancio, que subió al podio para recibir el premio para el equipo, que se fotografió con los vencedores y que terminó empapado por el champagne de la victoria. Kouchi Tsuji es el Director de la división de deporte motor de Yamaha, un japonés que tiene mucho que ver con este andar competitivo y ganador actual de la Yamaha. Por eso esperó, felicitó y abrazó a sus pilotos –el 99 y el 46- en el parc fermé. Por eso subió al podio.

“La Yamaha, este año, ha dado un paso adelante. En frenadas y en el transcurso de las curvas”, aseguró Valentino, quien dijo sentirse “Emocionado”, pero en vez de decirlo en inglés (tal el protocolo de la conferencia post carrera) lo expresó en italiano, para darle mayor énfasis. Los motivos: segundo puesto en carrera, continuidad como líder en el torneo con 102 puntos, quinto podio en cinco competencias y por el primer triunfo de su piloto en Moto3™, el italiano Romano Fenati con la KTM.

Volviendo a Kouchi Tsuji, el hombre de Yamaha, estaba muy contento por el “Primer 1-2 de la temporada”. Porque la pelea Yamaha-Honda está 4 a 1, con cuatro victorias de la marca de los diapasones –Valentino en Qatar y en Argentina, Lorenzo en España y en Francia-. Márquez sólo venció en Austin.

Ducati: nuevo podio y pelea histórica. Andrea Dovizioso tenía sentimientos e impresiones encontradas después de la carrera sobre la performance de la Ducati #4. Por un lado, “Hemos vuelto al podio por cuarta vez”, dijo el ‘Dovi’ en relación tres segundos puestos (Qatar, Austin, Argentina) y al tercer lugar en Le Mans. Le preocupaba la diferencia con la punta: 12 segundos 380. Pero, se alegró por el tercer puesto en el torneo: 83 puntos.

Lo que nadie imaginaba era la pelea interminable que sostuvieron el piloto de la Ducati #29 Andrea Iannone y Marc Márquez. Unabatalla de igual a igual, sin descanso, que se fue gestando cuando Marc Márquez, ubicado en la sexta posición, logró acercarse a Andrea Iannone y Bradley Smith, que marchaban cuarto y quinto muy juntos. Márquez tenía más: 1’33.910 mientras que Iannone y Smith estaban en 1’34 medio. Transcurriendo el giro 22, Márquez atacó a los dos con la idea de seguir adelante pero se encontró con una implacable oposición del piloto de la Ducati y ambos se trenzaron en una batalla de sobrepasos donde en tres giros se pudieron contabilizar por lo menos una docena. Nick Harris, el relator de la transmisión internacional de televisión de MotoGP, un periodista con vasta experiencia y que ha visto peleas en todas las épocas, afirmaba sin dudar: “Una pelea histórica, por la calidad de los sobrepasos, por la entrega de los dos pilotos, por la intensidad –siempre al límite- y por la cantidad”. En esta ocasión Iannone le tomó examen al Campeón, donde la Ducati era más en la salida de las curvas y la Honda de Márquez sacaba alguna ventaja en las frenadas. Recién en el giro 24, Márquez pudo sacar una mínima ventaja y lograr sostenerla hasta el final, para terminar cuarto. En la meta, la diferencia entre ellos: 0.347. Más allá de que la Honda #93 no estaba en toda su plenitud, la Ducati de Iannone demostró ser muy competitiva. Iannone pasó del error de Jerez –apretó el botón de pista mojada en la largada y funcionó con el mapeo electrónico durante toda la carrera- a la heroicidad de Le Mans.

Honda y la rueda delantera. Los dos pilotos del equipo oficial, Pedrosa y Márquez, argumentaron lo mismo: “Tuvimos muchos problemas en la parte delantera. Creo que todas las Hondas han sufrido el mismo problema, muchas no han terminado al perder adherencia en la rueda de delante”, justificó Márquez, quien amplió la explicación, “la temperatura subió mucho (según la medición de Bridgestone: 39-42 en pista), no habíamos rodado en estas condiciones en todo el fin de semana. A partir de la cuarta vuelta el problema se agudizó. Tenemos que aprender de esta carrera y en especial analizar toda la información que hemos recolectado”.

Parecería que ese fue el problema de las Honda, que también llevó al suelo a Pedrosa –que pudo seguir y terminar 16°-. “La rueda delantera perdió adherencia de repente”, contó Dani. Lo mismo que originó la caída de Scott Redding, Cal Crutchlow y Jack Miller, todos con Honda –sea oficial, satélite o privada- y que tuvieron que abandonar.

Los técnicos de Bridgestone informaron que entre la Q2 y la carrera, la temperatura en pista aumento casi veinte grados. Es posible que algunas motos deberían haber usado el neumático delantero –al menos- más duro, pero Bridgestone misma admite que no hubo condiciones ni oportunidades, durante los entrenamientos, para probar ese compuesto.

Una preocupación para Honda. Márquez en cinco carreras no ha rendido como el año pasado. Está cuarto en el torneo con 69 puntos. ¿Está en crisis? le preguntaban a Valentino, a Lorenzo y a Dovizioso. La respuesta del mallorquín resume las impresiones generales:“Valentino, yo o Márquez tenemos talento. Pero podemos estar en crisis”. Un interrogante que tendrá respuesta en la medida que se desarrolle el torneo.

la próxima carrera El domingo 31 de mayo es el sexto round del Mundial de Motos, el GP de Italia, en el circuito de Mugello.

Por Mario Diez. 

Acompañan a Pedro Varela




Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV