Title Sponsors

viernes, 23 de marzo de 2012

BANDERA ARGENTINA EN EL CEV 2012




Las edades son bien diferentes. Van desde los 14 hasta por encima de los treinta. Son siete pilotos argentinos, que participaran en tres categorías distintas de un mismo torneo de motociclismo de velocidad. Cada uno tiene una ilusión diversa, puesta en lo que comenzarán a vivir en pocos días más. Todos coinciden en un mismo deseo: competir en el exterior.

“Llegó un momento en nuestro historial, como puede pasar con cualquier piloto argentino, en que comenzamos a buscar otros horizontes donde encontrar un mayor nivel de competencia”, recuerda el piloto cordobés Andrés González de 17 años, haciendo referencia a su propio camino, “y creo que uno de los mejores lugares es el Campeonato de España de Velocidad (CEV). Campeonato que en el 2012 cumple 15 años y que en sus inicios nació “como la plataforma en que las jóvenes promesas de cualquier país pudieran desarrollar sus facultades”. Con el tiempo, el CEV se ha convertido en una verdadera fábrica de campeones. Indiscutida.

El 1 de abril, Andrés comenzará en el circuito de Jerez, su segundo año en el CEV, en la categoría Moto2 con el equipo MR Griful. González no estará solo, porque otros seis pilotos argentinos también estarán participando en Moto2, como en otras categorías del CEV.

Para alegría de Andrés González, uno de esos pilotos será su compañero de equipo. Ezequiel Iturrioz, no es un piloto de la velocidad, pero su habilidad ya la demostró al ganar dos veces el Campeonato Latinoamericano de Supermotard (2010-2011). Ahora con 20 años, el desafío inmediato de Ezequiel se llama motociclismo de velocidad. Ya había participado en las dos últimas del 2011 del CEV para tener idea de cómo era éste campeonato español, que es uno de los torneos nacionales más jerarquizados y con mayor presencia de pilotos extranjeros –ésta temporada serán 18 las nacionalidades presentes-.

“Me encanta tener a Ezequiel como compañero, creo que juntos vamos a hacer mucho por la puesta a punto de la moto”, destaca González, que sabe muy bien que no es tarea fácil congeniar con el compañero de equipo, porque cuando se trata de competir, “en pista, uno quiere superar al rival, sea quien sea”.

Andrés González ha ganado en agresividad deportiva, de un año a otro en el CEV, que no significa “hacerse el loquito” en la pista, sino haber desarrollado y crecido en su potencial, tanto como para buscar en el 2012, “Terminar las carreras entre los diez primeros”. González como la mayoría de los otros argentinos, ya han estado haciendo pre temporada en las pistas españolas y el piloto cordobés, se sintió conforme porque “Estamos más cerca de los tiempos de la punta. Con respecto a la AJR Honda del 2011 se ha hecho un cambio de todo el tren delantero, suspensiones y frenos, que nos permite llevar mejor la moto”.


Otras ilusiones asoman en la cabeza de González: “Llegar a participar en el 2012 como wild card en una carrera del Mundial de Moto2 y el circuito en el que más me gustaría estar es el de Cataluña, porque tiene un diseño que representa un desafío permanente, desde su larga recta, hasta las curvas más cerradas”.

Uno de los aspectos más complejos que debe resolver cualquier piloto que incursiona en el exterior es lograr la “plena confianza con el equipo”. Y en éste aspecto Andrés está tranquilo: “Si hay algo que valoro es que siempre el equipo (el team español MR Griful) me escuchó, algo que genera una confianza mutua muy fuerte y es fundamental para conseguir resultados en pista”. También, ésta temporada, Andrés González seguirá con la asistencia deportiva del argentino Octavio Brusaferri, que ahora tendrá mayor presencia en la estructura mecánica del equipo, ya que trabajará en temas de suspensión.

Por su parte, Ezequiel Iturrioz, reconoció que en “Jerez trate de aprovechar lo que ya conocía del año pasado y de buscar las mejores líneas sobre la pista. Además, pude alcanzar un buen ritmo, algo que me interesa conseguir, para éste circuito y los otros del CEV”. Para Ezequiel, una incógnita era el equipo. “Es muy bueno, saben trabajar muy bien y tanto el Jefe, como mi mecánico y mi telemetrista me han ayudado muchísimo en éste momento tan importante”.

Entonces, en Moto2 del CEV, estarán Andrés González, Ezequiel Iturrioz y un debutante absoluto: el piloto de 17 años de Santiago del Estero, Carlos “Taton” Cejas, quien terminó de arreglar su incorporación al Wilmax Racing en los últimos días de febrero. Cejas, también tiene sus medallas, la más reciente: Campeón Argentino 2011 de Supersport 600. Para “Taton” todo será nuevo, donde el desafío no pasa sólo por competir sino por el modo de inserción en el “mundo CEV”. Por problemas ajenos al piloto, no pudo hacer las pruebas oficiales del CEV en Jerez, pero antes de comenzar irá con el Wilmax a ensayar en el trazado portugués de Portimao, un circuito exigente que le permitirá ponerse a tono para el comienzo del campeonato el 1º de abril.

En Moto2, también va a incursionar Juan Manuel Solorza, de 19 años, oriundo de Cinco Saltos (Río Negro), quien ya conoce muy bien lo que es el CEV, porque compitió en la Ninja Cup. Supervisando la atención de la mecánica de la Moto2 de Juan Manuel, estará su papá Miguel, un hombre que ha logrado transmitir su pasión por las dos ruedas a toda una familia, al punto que otro hijo, Marco de 24 años, va a cantar presente en la Stock Extreme con una Kawasaki nueva del Palmeto LP Racing. Marco, quien comenzó a correr muy joven en la Argentina -donde ha triunfado- lleva ya algún tiempo corriendo en el CEV.

Éste 1º de abril será la primera vez que se dispute –a nivel mundial- una carrera de Moto3, la categoría que reemplaza a la 125cc y allí va a debutar Fausto Granton, el piloto de 14 años de Entre Ríos, quien en el 2011, estuvo participando en la categoría Pre GP125 del Campeonato Mediterráneo de Velocidad, un torneo regional de Cataluña. Con el mismo equipo Promoracing de la temporada pasada, Granton iniciará sus pasos en la ultra competitiva Moto3 del CEV junto a otros 33 pilotos, que conforman el total de inscriptos para participar en forma regular.

Si bien Dani Devahive es el dueño del equipo Promoracing donde participa Fausto, nadie ignora que quien acompaña su inserción internacional es su papá, el múltiple Campeón argentino Sergio “Chino” Granton, quien reveló que cuando le planteó a su hijo las dificultades que había para completar el presupuesto del 2012, Fausto le contestó “Parar ahora es tirar a la basura todo lo que hicimos”. Por suerte, parecería ser que Devahive comprendió la situación y va a permitir “continuar con los objetivos”, explica Sergio. Fausto sabe que hizo una experiencia excepcional en el regional catalán en el 2011. “Tengo bien en claro lo que tengo que hacer, tengo que repetir lo que hasta ahora hice bien”, acota Fausto, “frenando me siento muy fuerte y ese es un aspecto fundamental. Ya tuve la adaptación en el regional, ahora voy a aprender en Moto3 del CEV”. Después de los primeros entrenamientos Fausto ha podido comprobar que “puedo llevar la moto como a mi me gusta”. No es poca cosa, para su corta experiencia internacional.

Toda una novedad, representa la presencia de Alberto “Beto” Auad, oriundo de Santiago del Estero, piloto con más de 30 años, quien al frente de una Suzuki 1000 del equipo GPD Engineering, estará en la categoría Stock Extreme del torneo español.

González, Iturrioz, Cejas, Granton, Auad y los dos hermanos Solorza suman siete pilotos argentinos para el año 2012 en el CEV. Desde el 2005, en que Sebastián Porto –en el Mundial de 250- y que Fabricio Perren e Ignacio Tanzi corrían en el CEV, nunca hubo tantos pilotos argentinos de motociclismo de velocidad, participando en el exterior, como ésta temporada.

La realización de un GP de Argentina en el 2013 representa una fuerte motivación para todos estos pilotos y la mayoría de ellos sueñan con participar como wild card en la carrera a realizarse en el circuito de Termas de Río Hondo. Además, la excelencia del CEV lo ha convertido en sinónimo de “antesala del Mundial”. Esto no es solo una frase, porque el 73 por ciento de los pilotos que estarán éste año en el Mundial, han pasado por el CEV, entre ellos hay 11 pilotos que han llegado a ser Campeones del Mundo como es el caso de Casey Stoner, Jorge Lorenzo, Andrea Dovizioso o Marc Márquez, por mencionar algunos de ellos. Mucho tiene que ver que, tanto el Mundial de Motos como el CEV, son organizados por Dorna Sports, empresa que también ha brindado asistencia a algunos pilotos argentinos, como González, Granton, Iturrioz o Cejas, para contactarse con equipos del CEV, cuya seriedad y experiencia esté garantizada.

Para muchos pilotos, volver a correr en el país, en un evento mundial, es completar un camino. Se comienza midiéndose con sus pares nacionales y ganando algún título, para luego ilusionarse con luchar contra adversarios internacionales en el exterior.

Algunos pilotos argentinos, que ya han tenido la experiencia de correr en el exterior, reconocen la existencia de tres etapas: adaptación, aprendizaje y competición. En otras épocas, estas tres etapas se daban casi al mismo tiempo. Hoy es más gradual. Nadie llega al CEV para ganar de inmediato. De ser así sería un fuera de serie. No comprender las características de estos tres pasos puede llevar a transitar un camino erróneo.

La adaptación supone aceptar que todo es nuevo y muy diferente (a lo que ha vivido en Argentina). No sólo la calidad de las pistas es diversa sino el modo de guiar una moto de competición es distante de lo que ha hecho hasta ahora, sin llegar a hablar de la gran diferencia que existe en cómo transitar una curva, donde nos llevan una ventaja inicial de más de 15 Km/h en el tránsito de la misma. Sin embargo, tal como decía el piloto argentino “Tati” Mercado después de su paso por el motociclismo de Estados Unidos y su primer año en Italia, “Por suerte, no hay muchos extra terrestres en el motociclismo. Después de una buena adaptación todo se puede aprender”.

Andrés González comparte plenamente éste concepto de Mercado, porque lo vivió en el 2011, en su primer año en Moto2 del CEV, tanto que ahora se plantea, “Mi nueva etapa no es de adaptación, es mejorar. En cuanto a aprender, tengo por delante una ardua tarea en el tema del manejo, porque una Moto2 es muy diferente a una Supersport, como la que corría en Argentina”.

El campeonato del CEV, tiene siete fechas, que comienza en Jerez el domingo 1º de abril. El 22/04 van al nuevo circuito Los Arcos de Navarra; el 27/05 corren en Aragón; el 24/06 estarán en Cataluña y el 22/07 visitan Albacete, circuito que vuelven a repetir el 09/09, luego de un receso por el verano europeo, para finalizar en Valencia el 18/11.

El 2012, será una temporada para recordar, por la fuerte presencia de “bandera argentina” en el Campeonato de España de Velocidad (CEV): Moto2, Stock Extreme y Moto3. Detrás de toda euforia, hay que valorar el tremendo esfuerzo económico, en la mayoría de los casos personal, que se hace para estar presente.

Acompañan a Pedro Varela


MotosArgentinasTV