Title Sponsors

domingo, 17 de agosto de 2014

Pedrosa, Lorenzo y Valentino le ganaron a Márquez.





Y un día, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, consiguieron ganarle a Marc Márquez. Esto que parecía casi un imposible y era como una pesadilla para el resto de los pilotos ocurrió en la undécima carrera de MotoGP™, en el GP República Checa. Márquez finalizó cuarto cortando una racha histórica de diez triunfos consecutivos.

La eternidad se terminó en la undécima carrera.Todo parecía igual en el podio. El himno español volvía a sonar por el piloto ganador. En lo más alto del podio estaba un piloto de Honda. Sin embargo, algo había cambiado. Parecía una foto del 2012 o de años anteriores. Las glorias de la categoría reina estaban allí. Sin embargo, todo no era igual.

Marc Márquez no estaba allí. No había ganado lo que hubiera sido su undécima victoria consecutiva de la actual temporada, convirtiéndose en un hecho único en la historia del Mundial de Motos, porque ningún otro piloto antes había logrado vencer en las primeras once fechas de un Campeonato. La pesadilla –para el resto de los pilotos- de la eternidad, de esa sucesión de conquistas, una detrás de otra, se había terminado. Esa imposibilidad de vencerlo se había transformado en victoria para otro piloto. Tanto habían cambiado las circunstancias que Marc no tuvo posibilidades de pelear hasta el final, ya en mitad de la carrera, la moto #93 no pudo hacerle frente a la Yamaha de Valentino, cuando hubo que pelear por el tercer puesto.


Al final de veintidós giros del GP de República Checa y después de una sequía de catorce GP sin ganar (su último triunfo fue en Malasia 2013), Dani Pedrosa –que largó quinto- venció de manera impecable, en su estilo simple y efectivo, demostrando que nada es imposible a los 28 años. Es su primer triunfo del 2014, es el número26 (igual al de su moto) en MotoGP, es el 49 de su historial.

Estoy muy contento por haber ganado esta carrera. Este año el camino a la victoria ha sido duro, pero hoy en el equipo estamos muy contentos”, dijo Pedrosa, quien siguió hablando de la gente de su equipo, “ver esas caras de felicidad me hace muy feliz a mí también, porque siempre intentas dar lo mejor pero no siempre lo consigues. Ofrecer esta victoria al equipo es una sensación fantástica”, completó Dani, quien tuvo mucho rebote de su rueda delantera –producto de elegir el compuesto intermedio delantero en lugar del blando que usó Lorenzo-, pero eso no le impidió guiar su moto hacia el triunfo.

Dani Pedrosa no sólo le ganó a Márquez sino que con su victoria le respondió a muchos. Por ejemplo a Pol Espargaró, que en la previa del GP checo había planteado que, “Marc no tiene rival que le pueda plantar cara… Jorge (Lorenzo) se está despertando ahora. Valentino (Rossi) está ya de vuelta y, aunque lo está haciendo muy bien, creo que con terceros ya le va bien. Y Dani(Pedrosa)… no sé, sinceramente no lo sé. Esto deja mal a los demás”. Es cierto, el único que le ponía un poco de humor a lo de Márquez era Valentino. El resto parece que se sentía mal. “¿Si deja mal a los otros pilotos? A unos más que a otros, pero en general sí, porque lleva diez de diez”, había apuntado Pol Espargaró.

Pedrosa sabía que con la misma moto, en algún momento, le iba a poder ganar. Pedrosa sabe que ha transcurrido un historial de carreras que no se luce como exitoso pero sí muy efectivo. Y en la historia quedará como aquel que pudo vencer a Márquez y cortarle esa racha triunfal. Ese es Dani Pedrosa. Y con éste resultado sigue segundo en el torneo con 186 puntos a 77 de los  263 que tiene Marc. “Este año tenemos un rival impresionante, como es Marc, que ha mostrado un gran rendimiento en cada una de las carreras”, reconoció Dani con gran generosidad de su parte,“hoy quizás no ha tenido su mejor día, pero creo que nosotros también hemos trabajado muy bien este fin de semana”.

Y aunque, Márquez no ganó. La marca Honda no resignó nada. Tenía a Pedrosa para demostrar que ‘el ala dorada’ sí alcanzó lo que Marc no pudo: once triunfos consecutivos en igual cantidad de primeras carreras del 2014. Honda marcha primero en el torneo de Constructores con 275 puntos, muy por encima de los 194 de Yamaha.

El GP de República Checa tuvo alternativas muy interesantes. En la largada se pusieron al frente las Ducati de Andrea Iannone y Andrea Dovizioso y duraron un giro allí adelante hasta que Jorge Lorenzo con la Yamaha los superó, mientras Pedrosa lograba desplazar a Dovizioso al cuarto puesto y un giro más adelante pudo con Iannone, al mismo tiempo que Valentino y Márquez relegaban a Dovizioso al sexto lugar. Al final del cuarto giro Marc era más que Rossi y ya comenzaban los roces entre el joven catalán y Iannone –renaciendo aquellas batallas que tuvieron juntos en Moto2-, con sobrepasos de ida y vueltas, con toques ásperos y al límite propios de dos que se conocen y que están dispuestos a arriesgar, pero los intentos de Iannone de defenderse no tuvieron éxito, al cabo de cinco vueltas: Lorenzo, Pedrosa, Márquez y Valentino, los cuatro mejores pilotos de MotoGP, los cuatro Factory estaban ocupando las principales plazas.

Por mitad de la carrera, en la once, Márquez quedó muy a tiro de Valentino, quien en la trece lo superó definitivamente. Y así hasta el final de la carrera. Rossi llegó tercero (a 5.259). ¡Por una vez ha sido un placer luchar con Marc! Él tenía problemas, patinaba mucho”, reveló Valentino. Y Márquez llegó cuarto, mucho más retrasado: a 10.454.

Ha sido uno de esos domingos en los que ni yo me he encontrado del todo bien, ni hemos conseguido la mejor puesta a punto de la moto”, reconoció Marc Márquez, quien agregó, “no ha sido ni un error mío ni del equipo, simplemente no nos encontrábamos como en otros domingos”.

Para Márquez, ser cuarto, es todo una novedad en MotoGP. “También me he quitado un peso de encima, porque ya no me preguntarán más si puedo ganar todas las carreras. También ha sido importante saber quedar cuarto, aunque ha sido duro no poder luchar por la victoria”, se lamentó el Campeón vigente de MotoGP, “hemos sumado 13 puntos que son positivos para el Campeonato, donde tenemos una gran ventaja”.

Márquez es un piloto que, durante 28 carreras (las que llevaba en la categoría reina hasta Brno), sólo ha conocido los puestos del podio, más allá de la caída en Italia y la desclasificación sufrida en Australia del 2013. Una trayectoria que reafirma su carácter de piloto de elite único, porque ni Valentino Rossi, ni Pedrosa ni tampoco Lorenzo han tenido tal grado de performance en las dos primeras temporadas y en igual cantidad de competencias. Y la cantidad de carreras ganadas no es una preocupación para Marc. Porque al final lo que cuenta es quién gana el título, no quién gana más carreras”. Muchas veces Márquez ha afirmado que la gente no se acuerda de cuántas carreras ganó un piloto sino de cuántos títulos. Y por último se permitió bromear:“A lo mejor entré en crisis”.

En la vuelta 17, Lorenzo segundo, comenzó a achicar la diferencia con Pedrosa y así en sucesivos giros fue acortando la distancia con el líder, pero ya era tarde porque con lo mínimo el piloto de la Honda #26 le ganó al mallorquín por0.410 y Pedrosa no necesito hacer ningún esfuerzo ni volver a batir el mejor tiempo por vuelta en carrera, que ya había conseguido en la cuarta vuelta: 1’56.027.

Teníamos una gran oportunidad de ganar la carrera, pero nos hemos encontrado a Dani inspirado desde las primeras vueltas”, expresó Lorenzo, “en las frenadas no me encontraba totalmente cómodo, él (Pedrosa) frenaba mucho más tarde, y ahí no he podido pilotar un poco mejor o más agresivo y seguirle. Ha sido un error, porque después ya estaba muy lejos cuando me he podido encontrar mejor en las frenadas, incluso con menos grip detrás conseguía frenar muy fuerte, y él tenía dificultades. Pero me ha faltado una vuelta más”, fantaseó el mallorquín sobre la posibilidad de ganar con un giro más.

También Lorenzo habló acerca de la imposibilidad de ganarle a Márquez. “Nos hemos quitado un peso de encima los demás pilotos”, confesó Lorenzo, “porque hubiese sido bastante embarazoso no poder ganar ninguna carrera y que Marc las ganase todas, a pesar de que ya se sabe que su moto y él forman un binomio muy fuerte. Pero la verdad es que ganar todas las carreras y que nunca le suceda nada y que en todas las condiciones sea el más rápido y el más completo hubiese sido frustrante para los demás”.

También en las últimas vueltas, hubo pelea por el quinto puesto final, pero esta vez entre los pilotos Ducati: Andrea Iannone le pudo sostener el duelo a Andrea Dovizioso –fiel a su estilo de seguidor empedernido y pegado a su rival que marcha por delante- para vencerlo por apenas 0.195. Un fin de semana impresionante para Iannone: tercero en la grilla y quinto en carrera, lo mejor del 2014, repitiendo igual resultado de Alemania e Indianápolis.

“Con el resultado de esta carrera comienzo a ver un poco de luz hacia el futuro”, contó entusiasmado Iannone, “estuve una vuelta en el frente de carrera, pero sabía que Dani, Jorge, Valentino y Marc eran más rápidos y andar a la par de ellos era forzar mi marcha. En el final pude luchar con Dovizioso que frenaba mucho mejor pero pude reponerme para superarlo”.

Dovizioso analizó su performance. “Estamos contentos por haber podido reducir la diferencia con los pilotos de la punta (finalizó sexto a 17.834), a pesar de que ni Iannone ni yo pudimos ir al cien por cien ya que perdimos contacto con los líderes ni tampoco teníamos amenaza por detrás”, explicó el ‘Dovi’, que se planteó la posibilidad de haber usado un neumático más duro atrás, ya que él y Iannone cuidaron mucho el desgaste del compuesto utilizado, pero Dovizioso cree que aún así, “las posiciones finales no hubieran cambiado”. No pudo con Iannone, en el final de la carrera, porque “mi motor había caído en rendimiento”.

La próxima carrera. El domingo 31 de agosto, será la duodécima fecha del Mundial de Motos, el GP de Inglaterra, en el trazado de Silverstone.

Acompañan a Pedro Varela




Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV