Title Sponsors

lunes, 5 de septiembre de 2016

LA FIESTA INOLVIDABLE DE SILVERSTONE por Mario Diez

MotoGP™
GP DE INGLATERRA
Carrera

VIÑALES: LA DETERMINACIÓN DE GANAR
El GP de Inglaterra 2016 de MotoGP™ es una de esas carreras que no admiten análisis, en una época en que la tecnología permite ver, mirar, observar la repetición televisiva más de una vez, digo una docena de veces o si se me permite miles… para admirar y emocionarse frente a cada detalle de esa fiesta del deporte motor que se armó en Silverstone con cinco protagonistas que se tomaron muy en serio eso de “correr, competir para divertirse”, empezando por Maverick Viñales que se “robó” la película. Vencedor indiscutido con Suzuki, que volvía al triunfo después de nueve años (Vermeulen en el 2007).

Y cuatro –Crutchlow, Valentino, Márquez e Iannone- que se “mataron”, que no especularon, que se equivocaban pero que fueron durante 19 giros al todo o nada, que se tomaban un respiro y volvían al ataque, en una carrera en que el espectáculo fue superior a saber qué compuesto usaron atrás o adelante, a qué puesta a punto tenía cada uno, en una carrera donde en cada vuelta había cambio de posiciones, de pasadas de ida y vuelta entre dos o tres corredores. Que fuera de que la Suzuki iba ganando, no era una cuestión de marcas, porque lo que importaba era la gestión (¿o la actuación?) de los pilotos-estrellas.


Los espectadores en las tribunas no necesitaban ninguna explicación, disfrutaron de una electrizante competencia de 39 minutos sin pausa. No hubo tregua para esos afortunados 73 mil amantes de las dos ruedas presentes que aplaudieron a rabiar y ovacionaban cada sobrepaso al límite o cómo se llame lo que hicieron Cal Crutchlow, Valentino Rossi, Marc Márquez y Andrea Iannone, cuatro que pudieron llegar hasta la segunda posición en carrera pero que más tarde eran destronados, mientras veían que Viñales se les escapaba. Vuelvo a decir “Medalla de Oro” (¿Olímpica?) para los hambrientos de victoria y espectáculo: Cal, Valentino, Marc y Andrea.

Una carrera de MotoGP que tuvo ese “aire de batalla en continuado” de Moto3: carrera en grupo, que aún con ganador definido, tuvo una pelea interminable por el resto de las posiciones del podio. Que se definió recién a dos giros del final cuando Crutchlow y Valentino desplazaron a Márquez del segundo puesto. De esta manera, el inglés llegó segundo a 3.480 de Maverick y el italiano tercero a 4.063. Márquez fue el cuarto a 5.992.

Volvamos a Maverick Viñales, inyectado en este GP de la determinación de ganar, esa condición animal que huele la bandera a cuadro 19 giros antes, y que “ya el viernes sabía que podía ganar”, tal como confesó después de triunfar. La determinación de ganar, Viñales la tuvo desde el inicio, cuando se hizo dueño –digo propietario de la victoria- de la punta y que en la segunda vuelta hizo la mejor vuelta rápida en carrera: 2’02.339 con lo cual al segundo –en ese momento Márquez- le sacó 0.977. Casi un segundo. Ese Maverick que partió tercero y no le dio opción a nadie. Fue primero en cada giro. Y además, fue un reloj perfecto en el manejo del ritmo. Entre la primera y la undécima vuelta hizo 2’02 medio y alto. Entre la duodécima y la última 2’03 medio y alto. Nadie pudo igualarlo en el ritmo de carrera victorioso. De esta manera, a los 21 años –tal como le sucedió a Mike Hailwood, a Valentino o Casey Stoner- Viñales ganó su primera carrera en la clase reina, en la número 30 de su breve historial en MotoGP. La número 97 contando 125, Moto3™, Moto2™ y MotoGP. Su victoria 17 desde que debutó en Qatar del 2011. Y que en el parc fermé recibió un abrazo prolongado como agradecido de su Jefe Mecánico, el argentino “Manu” Cazeaux, también artífice de la victoria.

Inglaterra vuelve a marcar un “aire nuevo” en el Mundial de Motos. Algo está pasando. Vamos por la duodécima carrera del 2016 y ha habido siete ganadores. ¿Qué está pasando? ¿Hay un cambio de época? Desde hace muchos años una “realeza” ha tenido acceso casi exclusivo a la victoria: Valentino, Márquez, Stoner, Lorenzo y Pedrosa. Desde hace siete carreras hay un vencedor diferente. En Italia fue Lorenzo. En Catalunya fue Valentino. En Holanda se destapa un debutante: Jack Miller. En Alemania vuelve a vencer un conocido: Márquez. Y en Austria y República Checa dos “nuevos”: Andrea Iannone y Cal Crutchlow. Para llegar al GP inglés con el triunfo más esperado, ansiado y anhelado: Maverick Viñales, el piloto que hoy está en Suzuki y en el 2017 será de Yamaha.

Aunque no todo cambia. El líder del torneo de MotoGP, desde hace seis competencias sigue siendo Marc Márquez, quien con el cuarto puesto de hoy suma 210 puntos y aventaja a Valentino Rossi segundo (160) por 50 puntos (equivalente a dos triunfos-carreras). Tercero está Lorenzo con 146 y Viñales ya está cuarto con 125. ¿Por qué Márquez está donde está y con esa diferencia? Porque sumó en todas. No es el caso de sus adversarios más cercanos. La consistencia del piloto Márquez, más allá de su moto, es lo determinante.
Fotos: MotoGP
MARIO DIEZ / Distribución en Argentina Prensa Dorna Sports SL

Acompañan a Pedro Varela





Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV