Title Sponsors

domingo, 14 de junio de 2015

1-2 DE SUZUKI CON ALEIX Y MAVERICK Por Mario Diez

round 7 / gp de catalunya / circuito de barcelona
Clasificación

Después de ocho temporadas, la marca Suzuki vuelve a marcar una pole position en MotoGP™ de la mano de Aleix Espargaró. Como escolta, su compañero de equipo Maverick Viñales, exhibiendo un histórico 1-2, para la grilla de partida del GP de Catalunya. Los 0.083 de diferencia entre los dos muestra la paridad de motos y pilotos, que ahora cuentan con un nuevo motor evolucionado. La marca japonesa ha trabajado muy seriamente en estas siete primeras carreras del 2015, año de su regreso a la categoría reina de donde se había retirado en el 2011.

Ni Aleix Espargaró ni Maverick Viñales han ganado en MotoGP y deberán aguantar el ataque en la largada de Lorenzo y Márquez clasificados tercero y cuarto.

El viernes fue de Suzuki y Aleix Espargaró. Suzuki trajo a Catalunya dos motores nuevos evolucionados para la GSX-RR, que se calcula tienen unos siete HP más de potencia. Uno para Aleix Espargaró. Otro para Maverick Viñales. Aleix, lo usó desde el primer entrenamiento libre del viernes. Maverick a partir del segundo. “No siento una extraordinaria diferencia, pero de seguro se han visto las mejoras. Lo mejor del nuevo motor es la entrega de potencia, que es mucho más suave”, dijo Espargaró, que al final del viernes metió el mejor tiempo del día: 1’41.158, una marca más cerca de la mejor pole (Pedrosa 2013, 1’40.893) que de la mejor vuelta rápida en carrera (Márquez 2014, 1’42.182).

Maverick hizo un camino diferente. “Tuve que hacer un esfuerzo para adaptar mis referencias (en el circuito) que tenía de los años anteriores”, por esa razón comenzó con la moto anterior, “para encontrar una buena base en la puesta a punto y luego trasladarla a la máquina con el motor evolucionado”. Con esta moto, Viñales estableció el quinto mejor registro del viernes, a 0.764 de su compañero de equipo.

Aunque el primero y el quinto eran posiciones provisionales (porque eran los tiempos del viernes), para Davide Brivio, Team Manager de Suzuki, “Nos muestran que estamos en el camino correcto y disfrutamos de estar en este punto”.

“Entre FP3 y clasificación tenemos que encontrar un balance entre el ritmo de carrera y la vuelta rápida”, expresó Viñales. Los pilotos de Suzuki si bien están mostrando un crecimiento importante desde el inicio de la temporada –siete carreras atrás- no han podido establecer una performance más competitiva, tanto en ubicación en la grilla, como en el resultado final en carrera.

Aunque parezca extraño, Viñales –debutante en MotoGP™ con 20 años- está mejor posicionado, en el Campeonato, que Aleix Espargaró -25 años con seis temporadas en MotoGP-. Maverick está noveno en la tabla, siendo noveno su más relevante puesto en la grilla de salida (en dos carreras: Argentina e Italia) y séptima su más importante ubicación final en carrera. Espargaró figura undécimo en la general, con un segundo lugar en la grilla (Argentina) y un séptimo en carrera (España).

Lo interesante es que Aleix este viernes ha sido ‘profeta en su tierra’, en el GP de Catalunya. Espargaró es de Granollers, pueblo catalán como Figueres, donde nació Viñales. Uno primero, el otro quinto. Dos pilotos catalanes destacados el primer día de su ‘GP en casa’, al igual que el segundo y tercero del viernes que han sido los oficiales de Honda: Marc Márquez oriundo de Cervera y Dani Pedrosa de Sabadell.

Quienes han completado las posiciones de los seis más destacados de FP1 y FP2, fueron dos italianos: Dovizioso cuarto, Iannone sexto, ambos con Ducati.

Sorpresa en clasifica: 1-2 de Suzuki. El sábado a la mañana, en la última libre, comenzó a configurarse lo que podríamos llamar un fuerte indicio, cuando Maverick Viñales fue el más veloz de la FP3 con la Suzuki #25 (1’41.105). Con lo que, después de tres sesiones libres, quedo conformada la lista de pilotos que irían directamente a Q2: Viñales en primer lugar seguido de Aleix Esapargaró –los dos pilotos oficiales Suzuki-, Lorenzo, Dovizioso, Márquez, Pol Espargaró, Rossi, Crutchlow, Hernández y Smith. Quedaban afuera dos pilotos de punta: Dani Pedrosa y Andrea Iannone, que debían medirse en Q1, cosa que hicieron sin dificultad.

En la tanda de Clasificación Q2, Jorge Lorenzo atacó temprano con un 1’41.008, pero pasados seis minutos de la sesión, Márquez se impuso con un registro record: 1’40.794, superando aquella marca de Pedrosa del 2013 de 1’40.893. Lorenzo en nuevo intento, antes de los diez minutos de la Q2 metió otro record: 1’40.646. El mallorquín hizo tres salidas con tres neumáticos diferentes. Hasta que pasados, doce minutos, un giro excepcional de Aleix Espargaró con la Suzuki llevó la cuenta para los 4.727 metros del trazado de Barcelona a 1’40.546, tiempo record para la mejor pole en la pista catalana. Faltando muy poco para el final de la Q2, Viñales concretó la hazaña al ubicarse segundo a 0.083 de la pole. Obviamente, el nuevo motor evolucionado ayudó, junto con el uso de los compuestos extra blandos para clasificar que, se le permiten usar a los equipos de fábrica encuadrados en los beneficios de las motos Open. Donde hicieron la diferencia, los dos pilotos de Suzuki, fueron en el parcial dos y cuatro, mientras que Márquez sobresalió en el primero y Lorenzo en el tercero.

Para Aleix es su segunda pole en MotoGP. Ya en el 2014 había marcado pole en Holanda. Todavía no ha vencido en la categoría reina, donde está participando en su GP 83 y sólo registra un segundo puesto final en Aragón 2014. Tampoco, Aleix, tiene antecedentes de victoria en la pista catalana. En cambio, Maverick tiene en su haber un triunfo en el GP de Catalunya, en Moto3™ en el 2012 y un segundo lugar en Moto2™ del 2014.

Lo que es casi inédito es el 1-2 de Suzuki en la grilla de partida, y hubiera sido novedoso. Sin embargo, en la época de Kevin Schwantz (1993) la marca japonesa alcanzó un hito similar con Schwantz-Alex Barros en Jerez. La última vez que una moto de Suzuki hizo una pole fue con Chris Vermeulen en Assen 2007. Ese año, el mismo piloto ganó el GP de Francia –con pista mojada-, siendo éste el último triunfo de una moto de Hamamatsu.

“Nadie se esperaba que Suzuki estuviera en este nivel después de siete carreras en MotoGP”, declaró Valentino, que conoce muy bien a Davide Brivio (fue el hombre de Yamaha que le propuso a Rossi en el 2003 mudarse de Honda a Yamaha), el responsable del equipo Suzuki: “Ha sabido gestionar muy bien, eligiendo los pilotos y a la gente justa”, completó Rossi.

La carrera del domingo dirá sí, además de la pole, las Suzuki han mejorado en el ritmo de carrera y pueden aguantar el principal escollo de la pista de Barcelona: el desgaste de los neumáticos en la segunda mitad de la carrera.

Al respecto, el poleman Aleix aseguró: “Creo que tenemos un buen ritmo para ir con ellos (Lorenzo y Márquez). No tienen mucho mejor ritmo que nosotros. Con muchas vueltas en el FP4 con la misma goma que ellos, he hecho un ritmo muy parecido al de Jorge. Estamos trabajando bien, tenemos buen ritmo de carrera y mañana hay que hacer una buena carrera. Quisiera alcanzar un podio”.

Imaginando la competencia del domingo, Espargaró sueña: “Me gustaría salir bien y llegar al final de recta ente los tres primeros. Me gustaría pegarme a Jorge e irme con él toda la carrera”.

Maverick devela el secreto de tanta sorpresa. “Trabajo”, dijo el piloto catalán, quien agregó, “estamos trabajando muchísimo y cada vez entiendo más la electrónica, dónde necesito más o menos control, más o menos potencia. Eso hace mucho y cada vez estamos evolucionando, lo que nos hace estar más cerca” El piloto de la Suzuki #25 cuenta que la electrónica es lo que más le cuesta y el porqué del buen andar de la moto japonesa: “Da muchísima confianza de adelante y puedes entrar en las curvas con freno y muy tumbado. Puedes hacer mucho paso por curva y así no sufre tanto el neumático, porque no hay que darle tanto al gas. Te permite ser más suave”.

Lorenzo, tercero a 0.100, sabe por qué no pudo alcanzar la pole. “Fue por poco. Hice tres intentos y en el último cometí un error en la curva tres, a dónde había llegado demasiado rápido y abierto”, reconoció el piloto de la Yamaha #99. Sobre el ritmo de carrera, Lorenzo contó que, “por la mañana pude hacer unas diez vueltas en 1’41. En carrera será difícil mantener ese tiempo, pero lo voy a intentar”. Para Massimo Meregalli, Director de la escuadra Yamaha oficial, “Lo más importante es que Jorge larga desde la primera fila”.

Entre los mejores, en el rubro de ritmo de carrera, figuran además de Jorge Lorenzo, Valentino, Márquez, Iannone y también Aleix Espargaró, tal lo que se pudo apreciar en FP4.

“Para la carrera de mañana, creo que Lorenzo es el que tiene más ritmo, sin olvidarnos de Valentino y Pedrosa”, reflexionó Márquez, quien agregó, “todos son peligrosos, pero nosotros intentaremos dar nuestro cien por cien, delante de los aficionados, para estar lo más cerca posible de ellos. Veremos si podemos llegar a final de carrera con ellos”. Respecto de la ubicación en la grilla, cuarto a 0.208, Marc expresó: “el objetivo era estar en primera fila; lástima que al final se nos ha escapado, pero Aleix y Maverick han sido muy rápidos”.

Andrea Dovizioso fue quinto a 0.361. “Nuestro tiempo no es malo. Nos falta afinar un poco en la puesta a punto, porque con algunas pequeñas mejoras podemos estar más cerca de los punteros”, explicó el ‘Dovi’, “las condiciones de la pista son muy variables (el asfalto con el calor deviene más resbaladizo) y afectan nuestro rendimiento”.

Completando la segunda fila, Dani Pedrosa sexto a 0.382, explica lo qué sucedió en la mañana: “Tuvimos que ir a la Q1, porque en FP3 he cometido un pequeño error en mi última vuelta del ese entrenamiento libre”. Pedrosa, quien de a poco se recupera de su lesión en el brazo, ya sabe que después del 2016, HRC no le renovará su contrato.

Séptimo a 0.512 se ubicó Valentino. “La moto está bien balanceada y tengo un buen ritmo con neumáticos usados y eso para la carrera de mañana es una de las cosas más importantes”. La televisión mostró como un mismo neumático iba de la moto 1 a la 2 –las dos del 46- para seguir probando. El box de Yamaha vivió un momento de mucha alegría cuando entró el ex piloto Sete Gibernau.“Valentino me mando un mensaje de texto al saber que estaba en el garaje de Pedrosa para que pasara a saludarlo”. Se lo vio a Valentino muy risueño y afectivo con su ex adversario, con quien llegaron a estar distanciados, cuando el equipo de Sete denunció una maniobra del equipo de Valentino. “El éxito actual de Valentino es su enorme talento y su ilusión”, dijo Gibernau.

Acompañan a Pedro Varela





Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV