Title Sponsors

domingo, 14 de junio de 2015

1-2 DE YAMAHA CON LORENZO Y VALENTINO

Carrera

Impresionante demostración de poder deportivo del equipo Yamaha de MotoGP™: 1-2 de Lorenzo y Valentino en el GP de Catalunya. El mallorquín vence por cuarta vez consecutiva en el 2015 y la misma cifra como ganador del GP catalán. Rossi sigue como líder del torneo –después de siete fechas- superando a Lorenzo por un solo punto. Dani Pedrosa finalizó tercero marcando su regreso al podio.

La carrera estuvo signada por cinco deserciones importantes: Márquez, Crutchlow, Pol Espargaró, Dovizioso y Aleix Espargaró. Y, se consolida Maverick Viñales como el mejor debutante en el año del retorno de Suzuki a la competición.


Del 1-2 de Suzuki al 1-2 de Yamaha. Fue sorpresa el sábado el 1-2 de Suzuki, cuando coparon los dos mejores puestos de la grilla de partida del GP de Catalunya. Este domingo fue confirmación de poderío, buena salud deportiva y eficiencia el 1-2 de Yamaha, en manos de la dupla más fuerte del momento en equipo-motos-pilotos de MotoGP™: Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, un dúo que representan trece coronas mundiales (nueve de Rossi, cuatro de Lorenzo), de las cuales nueve títulos son en MotoGP.

Sin embargo, nada fue fácil. “Para ser honesto, las últimas diez vueltas han sido una de las más duras e intensas de mi historial”, afirmó Lorenzo, “Valentino era muy veloz, en una pista con mucha temperatura que iba perdiendo grip. Entonces, tengo que estar contento con este resultado”.

Confirmación de poderío. Basta observar el rendimiento de la Yamaha YZR M1 bajo el tormento calórico de los 54 grados que midió Bridgestone en la pista de Barcelona, performance cuya mejor expresión es el giro en que los dos pilotos del Yamaha MotoGP Team lograban su mejor vuelta rápida en carrera: en la última, en la vuelta 25, Lorenzo marcó 1’42.225 y Valentino 1’42.356, solo superada por el 1’42.219 de Marc Márquez, que fue en el segundo giro. La diferencia esencial es que Márquez marcó su mejor giro al principio, cuando es lógico que se marquen las mejores vueltas en carrera, cuando el combate es por la posiciones de punta para la carrera, pero parece increíble que (Márquez) haya sido sólo 0.006 más rápido que lo que marcó Lorenzo en la última vuelta donde el mallorquín dirimía el combate por la victoria con Rossi.

Buena salud deportiva. No vimos nunca a ninguno de los dos desesperarse. Es que los dos ya están hechos. Tienen los bolsillos llenos.Uno con 110 victorias en 319 carreras. El otro con 58 triunfos en 221 competencias (contando Catalunya). Hoy no hay con qué darles, porque siguen teniendo hambre de victoria, quieren ganar. Los dos se llevan muy bien. Dejaron atrás el pasado. Lorenzo y Valentino tienen otra mentalidad. Otra actitud. Es muy sutil pero ya es notorio. “Cuando Valentino redujo la diferencia a 1.400 pensé que perdía la carrera. Tuve que asumir riesgos porque la moto se movía mucho. Por suerte no cometí errores y pude concentrarme en el final”, reveló Lorenzo.

Uno es un “piloto de los domingos, al que no le importa la pole, porque ha ganado más carreras que poles”, como bien lo definió su compañero de equipo Jorge Lorenzo. El otro es un piloto perfecto, que lleva en esta temporada 118 vueltas en la primera posición, sobre siete carreras disputadas, de las cuales 103 corresponden a las últimas cuatro competencias consecutivasque venció de semáforo a bandera, de principio a fin. Ese es el estilo Lorenzo de ganar. Y esta es la cuarta oportunidad en que triunfa en Catalunya (2010, 2012, 2013 y 2015), en dos de ellos venció de punta a punta.

Eficiencia. Valentino tiene dos victorias en siete carreras del 2015. Jorge cuatro triunfos. Yamaha suma seis, Honda una sola (Márquez en Américas). Entre Rossi y Lorenzo suman once podios en esta temporada. Ducati tiene seis (entre Iannone y Dovizioso) y Honda lleva tres podios (uno de Márquez, uno de Crutchlow y uno de Pedrosa). Es la segunda vez en la temporada que Lorenzo-Rossi conforman un 1-2 final para Yamaha (Francia y Catalunya).

“Somos constantes. Somos rápidos. No cometemos errores. No nos caemos”, dijeron Lorenzo y Rossi en la conferencia de prensa posterior a la carrera. La constancia se aprecia en los finales de carreras: los dos terminaron las siete carreras de esta temporada, una constancia que solo mantienen cinco pilotos de punta (dentro del top-10): Andrea Iannone, Bradley Smith y Maverick Viñales además de Lorenzo y Valentino.

El mallorquín tomó la punta de inmediato. Al italiano de la moto #46, que largó séptimo, le llevó cuatro giros llegar a ser escolta de Lorenzo, pero la diferencia ya era de casi un segundo y medio, una diferencia que nunca The Doctor pudo reducir, aunque en las últimas cinco vueltas lanzó una ofensiva –creando tensión e interrogante hasta dónde podría llegar-, que sobre la bandera a cuadros fue de apenas 0.885, una cifra muy decente comparada con los casi veinte segundos que separaban a Lorenzo del tercero.

“Tenía el potencial para luchar con Jorge”, contó Valentino, “pero es difícil recuperar el tiempo perdido. Al largar desde el séptimo no pude llegar hasta él. Teníamos similar ritmo de carrera y por un momento pensé que lo alcanzaba”, siguió explicando el piloto italiano, “para el futuro tengo que mejorar mi puesto de largada”.

En el torneo los dos están disparados. Valentino Rossi sigue siendo líder, desde la primera carrera en Qatar hasta Catalunya, con 138 puntos y acosado por Lorenzo un punto por detrás (137).

Numerosas deserciones importantes. Si hay algo que va a caracterizar a este GP de Catalunya, no tanto la cantidad (aunque es para destacar) sino la calidad de las deserciones ocurridas. Abandonos por razones diversas llegaron a ocho a lo largo de las 25 vueltas, pero cinco de ellas corresponden a pilotos de punta: Cal Crutchlow del LCR Honda; Marc Márquez del equipo oficial Repsol Honda; Pol Espargaró del satélite Yamaha Tech3; Andrea Dovizioso de Ducati y Aleix Espargaró de Suzuki.

Crutchlow tuvo un incidente de carrera (un toque) en el inicio de la carrera con Aleix Espargaró. El piloto y la Honda #35 fueron al suelo. Después intentó seguir pero, “En la caída algo afectó mi Honda y quedé sin nada de freno trasero, así que tuve que regresar a boxes”, contó el piloto inglés, para quien éste es su tercer abandono consecutivo.

La curva 10 en la pista de Barcelona es de izquierda, es de mucha amplitud, es una curva en que casi se vuelve hacia atrás y además es en subida. La traza normal para tomarla es llegar bien pegado al piano izquierdo. La moto #93 llegó a la curva 10 pasada en velocidad, estaba en el medio de la traza y cuando quiso frenar se encontró con la moto #99 que lideraba la carrera, a la que nunca llegó a tocar pero pudo haber chocado, en esa maniobra la moto #93 se desequilibró y fue a parar a la leca fuera de pista. Se tumbó y quedó herida. Pudo regresar a boxes, pero nunca más a la carrera. “Cometí un error al intentar empujar demasiado, porque cuando lo quieres hacer bien a cualquier precio, pueden pasar estas cosas”, explicó Márquez, quien agregó, “estaba yendo muy fino, intentando conservar neumáticos detrás de Lorenzo, cometí un error y me he ido largo. Pude volver al box, pero enseguida he visto que la palanca de cambio estaba dañada y no podía cambiar”. Para Márquez conductor de la #93, es su segundo abandono consecutivo por caída y la tercera vez en el año.

En contraste, Dani Pedrosa, quien largó desde el sexto lugar y retrocedió al décimo, pudo recuperarse y llegar hasta el tercer lugar final. “Estoy recuperando la forma física y en cada carrera me encuentro mejor”, contó un Pedrosa muy locuaz, quien reconoció que hizo una mala largada, “he intentado no ponerme nervioso, viendo que el asfalto estaba delicado”, en estas circunstancias pudo progresar y volver al podio después de siete carreras (tercero en Valencia 2014).

El ‘GP en casa’ del catalán Pol Espargaró se terminó en cinco giros. Todo parecía ir muy bien, en cuanto que pudo recuperar siete posiciones en una vuelta –del once al cuarto- ubicándose detrás de Lorenzo, Márquez y Dovizioso. Sin embargo, al ser superado por Valentino, su hermano Aleix (Suzuki) y luego por su compañero de equipo Smith que peleaba el puesto con Pedrosa, sobrevino la caída de la moto #44. “Perdí el frente en la curva tres”, dijo Pol, “es la conclusión de un fin de semana muy complicado”.

Para el italiano Andrea Dovizioso el GP de Catalunya duró una vuelta menos que Pol. “Es muy duro aceptar dos deserciones seguidas, más cuando tenía aspiraciones de llegar al podio. La Yamaha se confirmaron como inalcanzables, pero las Honda estaban más a tiro”, reflexionó el ‘Dovi’ piloto de la Ducati #4, “cometí un pequeño error en la curva cuatro, la moto me tiró pero no al modo de un highside, sino de una manera que no había sucedido anteriormente”.

“Fue un error mío, al tratar de seguir recuperando posiciones perdidas en el comienzo”, relató el poleman de Catalunya, el piloto de la Suzuki #41, Aleix Espargaró, “estaba yendo al límite y no estaba llevando una traza ideal hasta que en un bache perdí el frente de mi moto”. Una lástima porque ya habían pasado veinte de las veinticinco vueltas y Aleix marchaba en cuarto lugar.

Iannone tercero en el Campeonato. Largó 12 y finalizó cuarto. Algo ayudaron tantos abandonos, pero el piloto de la Ducati #29 hoy tuvo algo más de suerte, pero al igual que Lorenzo y Valentino tuvo constancia, como la ha tenido hasta ahora porque después de siete carreras ha sumado dos podios y sus finales de carrera (tercero, quinto, cuarto, sexto, quinto, segundo y cuarto) han sido muy buenos en su primer año como piloto oficial Ducati. Ha llegado y ha sumado puntos que hoy le permiten ser tercero detrás de Rossi y Lorenzo con 94 puntos.

“No ha sido un fin de semana fácil. Siempre tratamos de hacer avances pero en esta oportunidad todo fue complicado”, reveló Andrea Iannone, “por lo que me focalice en hacer una buena carrera, de sacar el mejor resultado sin cometer errores, dada la crítica situación de la pista, que nos hacía patinar la rueda delantera y trasera. Así que sumé puntos y vuelvo a ser tercero en el Campeonato”.

Para Gigi Dall’Igna, Director de Ducati Corse, “Iannone hizo una carrera inteligente. Sumó puntos. Estamos tercero y cuarto en el torneo de pilotos y segundos en el de Constructores”.

Viñales se consolida como el mejor debutante. Maverick es un piloto muy joven -20 años- que no se desespera. ¿Cómo puede reaccionar un piloto que parte desde la segunda posición en la grilla y termina la primera vuelta en el puesto catorce? Veinticuatro vueltas más adelante Viñales veía caer la bandera a cuadros sobre el sexto puesto final.

“Es mi mejor resultado, incluso mejor que en Mugello (séptimo), lo que significa que estamos trabajando positivamente”, manifestó Maverick, “de haber sido un poco más efectivo en aceleración después de la largada y viendo los tiempos por vuelta(comparados con otras motos de fábrica) podría haber llegado más adelante”, se ilusiona Viñales, quien por otras razones, como las de Iannone, Lorenzo o Valentino, es decir la constancia en carrera, se está posicionando de manera muy firme en el top-10, ocupando ya el octavo lugar en la tabla general del torneo, con 46 puntos, uno menos que Crutchlow (séptimo), uno más que Pol Espargaró (noveno). Sin duda, es el debutante más exitoso de MotoGP y no hay que olvidar que está arriba de una Suzuki, marca que está haciendo su regreso a la competición.

Mario Diez

Acompañan a Pedro Varela





Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV