Title Sponsors

lunes, 29 de junio de 2015

MAGISTRAL TRIUNFO DE VALENTINO

informe de prensa  / round 8 / gp de holanda / circuito de assen
CARRERA

Cinco segundos antes de que terminara el electrizante GP de Holanda, Valentino Rossi y Marc Márquez llegaron juntos a la entrada de la chicana, sus motos se tocaron –en un roce clásico de definición de carrera- y la Diosa Fortuna falló en favor de la máquina 46, que si bien la mando a cortar por una incierta trayectoria fuera de pista, le permitió regresar para cruzar la meta aventajando a Márquez.

Esta acción conjunta de Valentino y Márquez, es la culminación de una increíble y asombrosa carrera llevada al límite durante 26 giros, con una ventaja mínima del italiano sobre el catalán, con la presión e incertidumbre del resultado, que la historia del motociclismo de competición conocerá como ‘la maniobra final de Assen’, protagonizada por dos de los mejores pilotos de la actualidad.

























La maniobra final de Assen. Hay acciones de pista que son recordadas hasta el cansancio y se convierten en leyendas. Como aquella acción de Valentino en Laguna Seca del 2008, cuando superó a Casey Stoner, por adentro, por la tierra, por fuera de pista, en la célebre curva el ‘Sacacorcho’. Una maniobra –atrevida e inédita- que generó infinidad de comentarios y la polémica sobre la legalidad o no de dicha acción, más cuando el australiano abandonó y el italiano ganó. En el 2013, Marc Márquez le copió la maniobra y se la hizo al mismísimo Valentino.

La carrera de MotoGP™ en Assen duró 40 minutos 54 segundos. Apenas cinco segundos antes del final una maniobra de superación originó un desenlace inesperado del cual se seguirá también hablando durante mucho tiempo. Espectáculo breve pero de altísima intensidad.

El trazado de Assen de 4.542 metros finaliza con una chicana, donde se han definido sobrepasos determinantes para una competencia. El múltiple Campeón Ángel Nieto contó que en su época no existía. Era una curva de derecha muy rápida y peligrosa, donde la escapatoria terminaba en las tribunas. Por eso se hizo una modificación y así nació la chicana. De peligrosa paso a ser excitante, por el modo de las definiciones que allí se producen.

“Soñé con esa maniobra. Gané la primera curva y trataba de cerrar la segunda”, dijo Marc Márquez después de la carrera, en una extensísima conferencia de prensa, donde los periodistas trataron encontrar respuestas cuando ya no las hay o develar alguna intencionalidad que no existió. Las acciones fueron en pista, en un final de carrera muy apretado y todo sucedió en fracción de segundos.

“Veníamos al límite”, explicó Valentino. Y así era. Valentino fue líder desde la pole. Comandó la competencia durante 19 giros, hasta que Márquez lo superó y fue dueño de la punta por cuatro vueltas, pero en las últimas tres el italiano recuperó el frente de batalla. Tan apretados fueron que, en 24 de las veintiséis vueltas, la diferencia mayor fue de 0.294 (en la 15) y la mínima de 0.078 (la 19).

Cuando hablan de límite es verdad. Volaban. En el giro 23 Rossi marca su mejor parcial en T2. En la vuelta 24 alcanza su máxima velocidad en carrera: 309.8 Km/h y en el giro 25 consigue hacer su mejor vuelta rápida en carrera: 1’33.673 y su mejor parcial en T4. Márquez no era menos. En el penúltimo giro llegó al tope de su velocidad final: 316.1 Km, buscando apoyarse en esa virtud de la Honda para recuperar los 0.426 que le había abierto Rossi en el giro 25.

“Hice todo bien, durante la carrera, pero no fue suficiente (para poder alejarse de Marc)”, siguió argumentando Valentino. En la entrada de la chicana,“frené al límite”, mientras Márquez se le metía por adentro y se le ponía a la par, “nos tocamos”, y la Yamaha en vez de seguir la trayectoria sobre la pista salió hacia la leca, “el toque me llevó hacia afuera”, y regresó al asfalto, sin perder la compostura. Valentino miró para atrás y vio que a Márquez le había tomado un poco más de tiempo rehacerse. Ya era tarde. Bandera a cuadro sobre el italiano con 1.242 de ventaja sobre el catalán. “Tuve suerte”, reconoció Valentino, la YZR M1 después del toque había salido en una dirección afortunada y había cruzado airosa por un incierto terreno de leca.

“Obviamente que siempre quise luchar por la victoria”, afirmó Márquez, “pero mis objetivos para esta carrera eran disfrutar del manejo de la moto y combatir en un gran nivel. He regresado al podio. Todo eso se cumplió”. El Campeón vigente de MotoGP llegó a Assen con abandonos en las dos últimas (Italia y Catalunya). “Estuve tranquilo. Era constante y en el final hice la trayectoria de la chicana en forma perfecta”. Claro que a veces lo perfecto puede ser enemigo de lo bueno.

Es cierto que Márquez quería ganar, tal como lo hizo en el 2014. Esa fue su primera vez en Assen en MotoGP. Algo menos que los seis triunfos que tenía Valentino en el GP de Holanda (2002, 2004, 2005, 2007, 2009, 2013) y que ahora son siete. Después de Holanda, Marc está cuarto en el torneo con 89 puntos.

Para Rossi es su tercera victoria del 2015 (Qatar, Argentina y Holanda). La victoria 85 en MotoGP. La 111 en su historial. Es su octavo podio consecutivodel 2015, sumando un total de 168 podios en MotoGP y 204 en su historial.

Este resultado de Rossi lleva el tanteador 2015 de Yamaha vs. Honda a 7 a 1. Desde el GP de Argentina, Yamaha acumula seis triunfos consecutivos. En el torneo de Constructores Yamaha aventaja a Honda: 191 puntos a 132. Como en el Campeonato de Equipos: 316 a 194.

En el torneo de Pilotos, Valentino continúa al frente, desde la primera en Qatar, ahora suma 163 puntos, diez más que Jorge Lorenzo segundo con 153. Marc Márquez está cuarto con 89 unidades.

Además de ganar la carrera, Valentino consiguió revertir el problema de clasificar muy atrás. En Qatar, Argentina e Italia salió desde el octavo lugar y del séptimo en Francia y Catalunya. En Holanda largó desde la pole y ganó. Algo que no ocurría desde el 2009, temporada donde protagonizó cuatro pole más carrera (Holanda, Alemania, República Checa y San Marino).

La maniobra que opacó al resto. Assen es como si hubiera sido una carrera de dos que se cortaron en la punta. ¿Qué pasó con el resto? Jorge Lorenzo, que venía de ganar cuatro GP al hilo, no pudo hacer nada por seguir a Valentino y Márquez. En el quinto giro ya se había abierto una brecha de más de un segundo. Finalizó tercero a 14.576. Y, le regaló nueve puntos de diferencia a Rossi, teniendo en cuenta que habían llegado a Holanda separados por un punto en el comando del torneo.

Andrea Iannone, con la Ducati, largó desde el sexto lugar, a partir de la tercera vuelta se instaló en el cuarto puesto y en solitario –como Lorenzo- viajó hasta el final. Cuarto en la competencia, a 19.109. Tercero en la tabla provisional con 107 puntos.

De allí para atrás hubo una pelea infernal por el quinto puesto, donde cuatro pilotos llegaron encerrados en 0.388. Pol Espargaró quinto, Cal Crutchlow sexto, Bradley Smith séptimo y Dani Pedrosa octavo.

próxima carrera El domingo 12 de julio, es el noveno round de MotoGP. GP de Alemania, en el trazado de Sachsenring.

Por Mario Diez.

Acompañan a Pedro Varela




Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV