Title Sponsors

martes, 15 de marzo de 2016

¿OPUESTOS EN TODO? Y EN LAS FRENADAS TAMBIÉN

MotoGP™ 2016
A veces no se tiene conciencia hasta dónde llega la rivalidad en el deporte motor. A veces hay quienes se embanderan a ciegas con un piloto, a la par de negar la mínima cualidad de su oponente. Es la pasión humana que tiñe la actividad. Sin embargo, los “fierros” también nos pueden mostrar las diferencias existentes.

La mayoría de los frenos de las motos de MotoGP™ tienen un mismo origen: Brembo. Según la prestigiosa marca italiana –con 55 años de existencia- en el motociclismo de velocidad actual conviven dos “fuerzas dominantes” que están reescribiendo la historia de este deporte motor. Uno que ha ganado todo en 500cc y en MotoGP y el otro que está batiendo records de precocidad. Valentino Rossi y Marc Márquez. Con 37 años, el italiano ha acumulado 9 títulos mundiales y en 330 carreras ha alcanzado 112 victorias, mientras que el catalán con 23 años ya tiene 4 coronas mundiales y en 132 GP ha vencido en 50 oportunidades.



Valentino tiene un dilatado historial usando los frenos Brembo a tal punto que los ingenieros de la marca lo consideran un tester muy exigente en el desarrollo del sistema de frenos. Los técnicos italianos valoran la refinada sensibilidad de The Doctor en sus frenadas a las que caracterizan como lineales y nunca abruptas. Rossi prioriza en las frenadas el andar de la rueda delantera, evitando sorpresas.

En la vereda de enfrente, los técnicos de Brembo han observado que la aproximación a la frenada de Márquez es más “salvaje”, donde siempre está llevando las cosas al límite y no teme salirse fuera de pista. Marc no apoya su manejo en el frente de la moto y prefiere usar discos de freno de menor diámetro (320mm).

Trazado de curvas limpias, donde el acelerador y el uso del peso del cuerpo, son las herramientas que ayudan a Valentino a transitarlas de manera impecable con escaso uso del freno trasero.

Para Márquez el derrape es inevitable con su modo de andar. Uso del cuerpo y de la cabeza más uso combinado de aceleración como de apretar el freno trasero, para corregir las trayectorias.

Los técnicos de Brembo valoran estos estilos tan opuestos y contrastados de sus frenos, que en plena batalla de competición y funcionamiento alcanzan los 800 grados de temperatura. Orgullosos de semejante versatilidad.

En breve, el inicio de la temporada 2016 de MotoGP en Qatar, un circuito a los que los técnicos de Brembo caracterizan como de ‘mediana’ exigencia, donde el porcentaje de frenado durante un giro equivale a un 18 por ciento y donde la medición de la potencia producida en una frenada se mide en kW. Al final de la recta principal, donde se llega a los 340 Km/h, la energía de frenado es equivalente a 220 kW.
Fotos: Movistar Yamaha MotoGP Team y Repsol Honda Team
MARIO DIEZ/ Distribución en Argentina Prensa Dorna Sports SL

Acompañan a Pedro Varela





Deja tus comentarios en el Facebook de MotosArgentinasTV

MotosArgentinasTV