Title Sponsors

lunes, 9 de enero de 2012

Informe de Honda con el abandono de Pizzolito, Rodríguez sigue en carrera

Informa Campeones que trasladado al Hospital de Antofagasta con fractura de brazo derecho y femur izquierdo, producto de caída, venía 14° en la etapa y 14° en la general. Ampliaremos.


Una caída que le ocasionó múltiples fracturas, dejo a Javier Pizzolito fuera del Dakar Argentina-Chile-Perú 2012. Ahora, Pablo Rodríguez va tras la meta en Lima, buscando ser el mejor argentino clasificado en la General.   


Javier Pizzolito tenía una meta en esta edición 2012 del Dakar. Clasificarse entre los Top Ten. Trabajó durante todo el año, incluyendo el Campeonato Argentino de Cross Country, en pos de ese resultado junto a su equipo de asistencia, el Team Mec. 

La performance en las tres primeras etapas eran toda una señal de que, el tri campeón argentino de la especialidad, estaba en el rumbo correcto.  Sin dudas, el mismo lo confesaba, para estar en el nivel de los punteros, en su velocidad, había que arriesgar más de lo aconsejable. Y en eso estaba en la etapa 4 cuando una caída le ocasionó una lesión en la muñeca izquierda (una fuerte tendinitis) que ponía en riesgo su continuidad en la competencia. Diezmado, defendió con coraje, pericia y mucha voluntad su permanencia en el Dakar además de la posición entre los 15 primeros. 



La suspensión de la etapa 6 fue un bálsamo para alentar en parte su recuperación física pero, la primera especial en suelo chileno le tenía reservada una inesperada sorpresa: la fisura del tanque de combustible. Gracias al trabajo en equipo, ese espíritu característico de la marca del Ala Dorada, la asistencia de Pablo Rodríguez, su compañero y mochilero, llegó a completar el rulo Copiapó-Copiapó. Dentro de todo lo adverso, el posterior día de descanso permitía recuperar confianza, ánimo, fuerzas además de la confiabilidad y potencialidad manifestada -desde el inicio- por las motos del Honda Racing Rally Team. 

Pizzolito, que había quedado vigésimo segundo en la general, salió hoy a recuperar el tiempo perdido. Una de las pruebas contra reloj más largas de este Dakar, Copiapó-Antofagasta (477 km) en una pista pedregosa ponía nuevamente al extremo la capacidad conductiva y habilidad de los protagonistas y la robustez de la mecánica.   

En su afán de mostrar que está al nivel de los mejores del mundo, Javier fue pasando los Way Points oscilando entre el décimo tercer lugar y el undécimo. Finalmente, estaba  décimo tercero cuando dejó atrás el WP7. 

Desde allí quedaban 160 kilómetros para la pancarta final. Pizzolito ya había logrado avanzar en ese endemoniado ritmo cuatro puestos en la clasificación general. Estaba 18vo, otra vez entre los 20 mejores. Y ese ir al límite tuvo el más triste final: una muy fuerte caída que le ocasionó la fractura del fémur izquierdo y el brazo derecho. El sueño de terminar el Dakar se truncó, de manera intempestiva, dolorosamente.
Javier fue trasladado rápidamente por el helicóptero de la organización al hospital de Antofagasta donde esta siendo asistido en este momento, fuera de peligro.

Ahora Pablo Rodríguez es el que asume el legado. Completar el Dakar con la responsabilidad de ser el mejor argentino clasificado. 



En la jornada de hoy  finalizó en el sexagésimo primer lugar a 1h24m52s de Marc Coma ganador de la etapa y nuevo líder de la clasificación general. 

Justamente, tras 8 etapas, “Cacha” se ubica 42, con un acumulado de 30 horas 06 minutos y 23 segundos y un déficit respecto al español de 6h42m05s.

La etapa 9, Antofagasta-Iquique, de 556 km, se caracteriza por tener “dos caras”. Una primera parte con cañadones y pistas bien limpias que se hundirán en el famoso “fesh-fesh” y una segunda navegando por las arenas que desembocan en un impresionante tobogán hacia las costas del Océano Pacífico.   

Estaremos ampliando la información respecto del estado de salud de Javier a la brevedad.   

Acompañan a Pedro Varela




MotosArgentinasTV