Title Sponsors

martes, 10 de julio de 2012

PEDROSA, EL DUEÑO DE SACHSENRING



En el trazado de Sachsenring, primera victoria del año en MotoGP™ de Dani Pedrosa y cuarto triunfo en esta pista. El piloto catalán logró imponerse de manera absoluta a Casey Stoner, que se cayó detrás de él en la penúltima curva. Al podio subieron Jorge Lorenzo, que poco pudo hacer frente a la supremacía de las Honda y Andrea Dovizioso, en su segundo podio del año. 


Tanto Casey Stoner como Dani Pedrosa, si bien son australiano y español, han fijado su lugar de residencia en Suiza, un país que, históricamente, se lo ha asociado con la perfección en la relojería. En la carrera de Alemania, las dos Honda, la Nº 26 y la Nº 1, funcionaron casi como un reloj suizo: perfectas. 

La perfección, tiene que ver con un dato que se puede medir, como se mide el tiempo con un reloj: el ritmo de carrera. Es cierto que algunos relojes miden de manera más exacta que otros. La Honda de Dani Pedrosa ‘midió’ mejor que la de Casey Stoner, aunque las dos ‘midieron’ mejor que todo el resto de las máquinas que se exhibieron en Sachsenring. 

El mejor giro en carrera: 1’22.304, lo protagonizó Pedrosa, en la vuelta Nº 30, la última, cuando la máquina (o el reloj) ha sido exigido al extremo. La mejor vuelta de Stoner fue la Nº 29, con una marca de 1’22.510, aunque después falló. En la vuelta final, Pedrosa –primero- y Stoner –detrás- llegaban ‘soldados’ en 0.115 a la penúltima curva de Sachsenring, una de izquierda, el lugar donde exigida la Honda se le barrió a Stoner y se le acabó toda esperanza, de superación o de llegar. Se le terminó la carrera a metros de la bandera. 

“Estoy súper contento con esta victoria. Los podios que hemos hecho esta temporada son muy importantes, pero lo que quería de verdad era darle una victoria a mi equipo y ha llegado en un circuito en el que siempre disfruto pilotando”, dijo muy entusiasmado y sonriente Dani Pedrosa. 

En competencia, la perfección necesita de la consistencia, porque de nada sirve vueltas rápidas sin el premio del triunfo. Un análisis de los tiempos de Pedrosa, nos permiten ver de qué manera funcionó la RC213V Nº 26. Sobre un total de 30 giros, el piloto catalán conectó 26 vueltas en 1’22. Una maquinita. Sólo tiene cuatro, un poco más lentas (1’23): la primera y la segunda –al comienzo- más la 27 y la 28 –hacia el final- cuando se debe haber tomado un respiro para encarar el cierre. 

“Ha sido una carrera muy complicada. Casey ha pilotado a un altísimo nivel también y me ha puesto mucha presión hasta el final. Pero yo sabía que tenía el ritmo y que los dos nos jugaríamos la victoria al final, hasta la última curva. He dado el máximo para frenar tarde, para cerrar todos los huecos, y haber conseguido la victoria es increíble”, explicó el piloto de la Honda Nº 26. 


El caso de Stoner es parecido: 24 giros en 1’22 y seis en 1’23. Comparados con el resto, fueron las dos únicas que alcanzaron a girar en 1’22, porque los demás nunca pudieron llegar a bajar el 1’23. El que más se acercó fue Cal Crutchlow: 1’23.050 en la cuarta vuelta. Para Jorge Lorenzo, lo máximo de su Yamaha, fue 1’23.057 en la décima. Su compañero de equipo, Ben Spies estuvo cerca con una marca de 1’23.086 en la tercera vuelta. Todos estos tiempos, hechos al principio de la carrera, mientras que Pedrosa y Stoner lo lograron al final. 

Pedrosa ganó por primera vez en Sachsenring, en el 2007, con una amplia diferencia de 13.166 sobre Loris Capirossi. En el 2008, una caída bajo la lluvia cuando marchaba al frente, le frustró una segunda victoria. En el 2009, fue tercero detrás de Valentino-Lorenzo que llegaron apretados en 0.099. De allí en más, tres victorias más en Alemania –del 2011 al 2012-, donde el escolta siempre fue Jorge Lorenzo, aunque en éste caso, la diferencia de 14.996 fue la más abultada. “Seguro que nos dará mucha motivación para las próximas carreras. Este resultado es también bueno para el campeonato, pero no nos relajaremos, ninguna victoria ha sido fácil para ninguno de nosotros este año”, concluyó diciendo el ganador. 

Con éste primer triunfo del 2012, Dani Pedrosa alcanza el segundo lugar en el torneo, con 146 puntos, a 14 del mallorquín. Junto con el piloto catalán, el que subió al podio fue Mike Leitner, el austriaco que lleva ocho años trabajando con Dani (desde la época de 250cc en el 2004) como su Jefe Mecánico. 

Antes de esta carrera,  el campeonato se igualaba al quedar  Stoner y Lorenzo empatados en la punta. Ahora, tras la inesperada caída de Stoner, que le impidió sumar puntos se quedó con los 140 puntos que tenía y Lorenzo, pasó al frente con 160 puntos. 

“Estoy decepcionado. Estaba preparado para apostar por el todo o nada en la última curva, ¡no en la penúltima!”, se lamentó Casey, “me sentía bien encima de la moto y creía que tenía algunas décimas más que me permitirían pasarle. En la última vuelta, he cometido un error al entrar en la primera curva y he tenido que forzar el ritmo más de lo que quería en algunas zonas del circuito, pero he llegado hasta Dani justo donde quería y tenía pensado pasarle en la última curva, pero en cuanto he intentado inclinar un poco más, he perdido la rueda delantera. No ha sido ni frenando, ya había soltado el freno y todo el peso se ha echado hacia adelante y me he ido al suelo”. 

Hay que recorrer mucho hacia atrás, en los resultados de las carreras, para llegar hasta el GP de España del 2011, cuando en Jerez, por un adelantamiento forzado de Rossi sobre la posición de Stoner, se caen los dos y el australiano no sumó puntos. Pero es recién en Portugal del 2010, cuando Stoner se cae por un error propio, como ahora en Alemania. “Es la primera caída que tenemos en carrera producto de un error nuestro después de mucho tiempo, así que aunque me siento decepcionado, sé que teníamos el ritmo para estar adelante”. 

Las Yamaha. Poco pudieron hacer contra la supremacía de Honda. Ocuparon el segundo (Lorenzo), tercer (Dovizioso) y cuarto (Spies) puesto pero lejos. 
Lorenzo Recibió de ‘regalo’ el segundo lugar y que Stoner no sumará. Algo es algo y son puntos que cuentan para el torneo. “En Holanda teníamos una ventaja de 25 puntos que de repente quedó en cero, y un motor menos, fue muy decepcionante”, recordó Lorenzo, “sin embargo, las cosas pueden cambiar por completo en una carrera”
“En Sachsenring hemos tenido un poco de suerte con la desafortunada caída de Casey. Habría estado contento de haber terminado en tercera posición, porque la moto y el neumático trasero no iban tan bien”, reconoció el mallorquín, “¡La carrera ha sido muy dura, parece que siempre termino segundo aquí! Hubiera preferido no irme al suelo en Assen y que Casey no se hubiera caído aquí, pero la competición es así a veces”. 

La 9° carrera de Moto GP será en una semana más, en la pista de Mugello, sede del GP de Italia. 

Acompañan a Pedro Varela


MotosArgentinasTV